+54 11 4361-5745

Piedras 730 (1070) Capital
secinstitucional@serpaj.org.ar

Pascua 2018 Mensaje de Adolfo Perez Esquivel

Queridos hermanos/as Felices Pascuas,

celebremos la resurrección de la vida y la esperanza en nuestro pueblo y la humanidad, a pesar que vivimos en un mundo plagado de conflictos, hambre, guerras dolores que duelen en el alma.

La Pascua nos llama a la esperanza, a construir ese otro mundo posible y al abrazo fraterno y solidario.

Un saludo de Paz y Bien

Adolfo Pérez Esquivel

En el año 1992, con motivo de cumplirse los 500 años del comienzo de la conquista de América (1492), Adolfo Pérez Esquivel estrena su obra artística más importante: el Via Crucis Latinoamericano (http://www.adolfoperezesquivel.org/?page_id=76).

La obra, motivada por la organización católica de cooperación internacional Misereor, consiste en un conjunto de 15 paños pintados en su totalidad por el Premio Nobel de la Paz, donde se relata el Vía Crucis de Cristo a través de las problemáticas que atraviesa América Latina, y también el mundo actual, las guerras de baja y alta intensidad, el hambre, las desigualdades sociales, las dictaduras, la represión, y los graves problemas ecologicos y medioambientales que hoy nos aquejan.

El resucitado acompaña al pueblo de Dios en su camino:

En el mundo pictórico del Paño de Cuaresma de América Latina aparecen ante nuestros ojos los más variados representantes de los pueblos latinoamericanos y de su iglesia. Ellos nos señalan los diferentes problemas del pasado y del presente, pero nos muestran también la riqueza humana y cultural que caracteriza a este subcontinente.En medio de niños de la calle, mujeres y hombres indígenas, obispos, trabajadores rurales, religiosas ,se encuentra Cristo, el Resucitado. El ha recorrido el mismo camino de sufrimiento de todos ellos y soportado sus mismas cargas. Como Resucitado, Cristo se pone ahora de su lado, del lado de los oprimidos, los golpeados, los acusados, porque con fe en el amor de Dios ellos ofrendaron también su vida.