+54 11 4361-5745

Piedras 730 (1070) Capital
secinstitucional@serpaj.org.ar

Cianuro en Jachal (San Juan)Crónica de un derrame anunciado

Desde la Fundación Servicio Paz y Justicia, deseamos difundir el Comunicado de la Asamblea Sanjuanina contra la contaminación y el saqueo, y decir nuestra opinión al respecto.

Hace mucho, que nos hemos expresado contra este modelo de saqueo y contaminación, que genera enormes pasivos ambientales para el pueblo.

También alertamos, sobre los posibles “accidentes” que se pueden generar y que dado el bajo control sobre las compañías mineras, hemos dicho que seguramente ocurrirían.

No hemos sido los únicos, innumerables asambleas, personas y legisladores han tratado de alertar sobre este tema.

Sin embargo, los defensores de obtener lucro a pesar de todo,hacen oídos sordos. El capitalismo es así. El gobierno de San Juan abrazo la causa en defensa de la mega minería, de tal forma, que hasta su equipo de futbol, lleva la leyenda “San Juan Minero”.

Que los pueblos terminen sin agua, en un país de ríos y glaciares, generosamente distribuidos en su territorio habla de una falta de sensibilidad por parte de quienes nos gobiernan,a nivel nacional y provincial.

Los pueblos afectados, su sed, sus muertos y sus enfermedades son, como en el caso de los bombardeos de las guerras por el petróleo, un “efecto colateral”.

Podemos parafrasear al cantor y decir “los enfermos son del pueblo y las ganancias de la Barrick Gold”

Nos solidarizamos con los habitantes de Jáchal y de Iglesia, en San Juan, y les decimos lo que ya saben, que no están solos ya que muchos en este país los acompañan y que sigan en la lucha.

Les enviamos un deseo de Paz y Bien

Adolfo Pérez Esquivel

Coordinación Nacional

Fundación Servicio Paz y Justicia

Buenos Aires, 23 de setiembre de 2015

Difundimos:

Comunicado de la Asamblea Sanjuanina contra la contaminación y el saqueo

17 de septiembre de 2015

A la población en general

“Los temores de saqueo y contaminación hoy son una realidad inocultable”

Hoy estallan con fuerza contundente los ecos de las viejas luchas que llevamos durante 10 años en la provincia de San Juan, contra los proyectos megamineros.

El grito desesperado de los pobladores a quienes la multinacional Barrick Gold contamino sus ríos con cianuro, por la rotura de una cañería de lixiviación en uno de sus principales proyectos, aturde las tranquilas calles de Jáchal e Iglesia.

El día domingo 13/09/2015 por la noche comenzó a circular un mensaje, filtrado por los mismos trabajadores, sobre un derrame de cianuro y pidiendo que no consuman el agua; ante este hecho fue inminente admitir el derrame, aunque siempre negando una posible contaminación y siempre contradiciéndose entre los funcionarios del Gobiernos provincial y los comunicados de prensa de la empresa.

El 16/9/2015 en Niquivil, Angualasto, Maliman y Chingillo (poblaciones situadas aguas abajo del emprendimiento) amanecieron con la noticia de que el gobierno alertó que quedaba restringido el consumo humano de agua, contrario a que previamente y junto a la empresa Barrick Gold, negaron cualquier tipo de contaminación. Debido a esto es inevitable pensar que hay información que se oculta, que las dimensiones del accidente son inmensas y que no ha existido durante una década de explotación minera, intervención del Estado; ya sea en monitoreo de aguas o de material extraído.

Ante un último comunicado de la multinacional saqueadora y contaminante (hoy más que nunca comprobado), en un informe “detallado” se informa a la comunidad que el derrame se detectó a las 10 am del domingo y que se pudo contener cerca de las 11:45 hs. por lo que se calculan aproximadamente 224mil litros perdidos por la cañería (oficial Barrick Gold), aclarando siempre que esta cantidad es calculada sobre la detección de las 10 am, es decir, que con la certeza de que el hecho fue antes, estamos hablando de más de 230mil litros, por lo que nuevamente exigimos que no se le tome el pelo a la población y se nos use como zona de sacrificio.

Hoy a más de diez años del inicio del mayor proyecto megaminero en la provincia de San Juan se está avizorando el desenlace de un trágico final anunciado, donde los casos de contaminación son tan evidentes que ni gobierno, ni empresa pueden ocultarlo, por este motivo entendemos que la responsabilidad política del derrame de sustancias toxicas sobre el rio Las Taguas y Potrerillos provocado por la multinacional Barrick Gold, recae sobra la figura del primer mandatario gobernador José Luis Gioja:

  • Por ser el principal socio comercial de Barrick Gold
  • Por ser durante los ´90 el principal lobbista de las multinacionales, dentro de la cámara de Diputados de la Nación, para que se apruebe la ley de inversiones mineras
  • Por permitir el inicio de los proyectos megamineros sin contar con la licencia social necesaria, AUTORIZANDO EL SAQUEO DE NUESTROS BIENES COMUNES, además de defender su permanencia y promover la mentira de la “Minería Responsable”.

Denunciamos la censura mediática y el rol de complicidad de los medios hegemónicos de comunicación para ocultar sistemáticamente información sobre el impacto ambiental QUE GENERA la megaminería a gran escala a cielo abierto y con sustancias tóxicas.

Como así también denunciamos el rol que durante estos años ha cumplido la Universidad Nacional de San Juan, siendo esta institución quien brinde el sustento ideológico y científico a la actividad realizada por las multinacionales.

Denunciamos a las fuerzas de “seguridad” de la provincia y a Barrick Gold por el constante seguimiento, intimidación y amenaza hacia por los luchadores sociales a lo largo de los años y que hoy en día está resurgiendo.

Por último, señalamos que la multinacional Barrick Gold no solo ha derramado cianuro y mercurio sobre nuestro suelo, sino que también ha explotado la mano de obra local sin participación en las ganancias de la empresa y por sobre todo ha destruido gran parte de nuestras fuentes de agua dulce (glaciares, napas, vegas, aguas subterráneas, ríos) amparados en el respaldo que el Gobierno Nacional y Provincial y las instituciones anteriormente nombradas, les han brindado.

Llamamos a la población sanjuanina a mantenerse en estado de alerta y movilización para exigir la renuncia de los responsables políticos, la reparación ambiental y social (para con el pueblo y los trabajadores por parte de la Barrick Gold), el cese de actividades mineras con sustancias toxicas de la provincia y la sanción de una ley de protección de aguas homónima a la Ley 7722 sancionada en Mendoza.

La única solución posible va a surgir de la movilización activa de los pobladores y trabajadores.

Enfrentemos juntos a los saqueadores y contaminadores de nuestro pueblo.

Asamblea Sanjuanina contra la contaminación y el saqueo