+54 11 4361-5745

Piedras 730 (1070) Capital
secinstitucional@serpaj.org.ar

Atentado a la AMIA:Por la creación de una Comisión Investigadora Independiente

Atentado a la AMIA:
Por la creación de una Comisión Investigadora Independiente

Enviar adhesiones a: apoyocomisionindependienteamia@gmail.com

El 18 de julio se cumplirán 22 años del atentado a la AMIA, el más grave atentado terrorista perpetrado en Argentina y el mayor crimen antisemita ocurrido desde la finalización de la Segunda Guerra Mundial, en el que fueron asesinadas 85 personas y más de 300 resultaron heridas.

Durante más de dos décadas y pese a la promesa de los diferentes gobiernos constitucionales, no sólo no se ha avanzado en el esclarecimiento del atentado, sino que los diferentes procedimientos políticos y jurídicos que se fueron sucediendo, como la injerencia que se le dio en la materia a las fuerzas de inteligencia, condujeron a reforzar el encubrimiento. Hasta el día de la fecha no hay verdad ni justicia por tamaño crimen. Sólo impunidad y una larga y perversa cadena de ocultamientos e irregularidades que incluye asimismo las investigaciones por el atentado en la Embajada de Israel cometido en 1992. Sabemos por experiencia propia y comparada a nivel internacional que la impunidad y su perpetuación horadan el sistema democrático.
En el actual contexto, resulta imperativo exigir a las autoridades políticas y judiciales comprometerse en la búsqueda y el logro de la verdad y la justicia. El juicio que se lleva a cabo desde agosto de 2015 avanza en la causa de las irregularidades cometidas–necesaria, sin duda-, pero que no toca el corazón del encubrimiento del atentado orquestado desde el conjunto de los poderes del Estado.
Como ciudadanos/as, nos debemos la tarea de pensar una alternativa que abra una investigación integral para superar la impunidad y terminar con la situación de injusticia hoy reinante. Una investigación que analice las circunstancias políticas, jurídicas, nacionales e internacionales que hicieron posible o facilitaron el atentado y la posible participación de funcionarios del Estado. 
En tal sentido, consideramos que la alternativa es la creación de una Comisión Investigadora de la Verdad, al estilo de lo que fue la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep) como antesala de los juicios por los crímenes de lesa humanidad cometidos por la última dictadura. No se trata de sustituir a fiscales y jueces: se trata, en esencia, de abrir los archivos hasta hoy secretos e iniciar la ardua pero imperativa tarea de develar el entramado de intereses, prácticas y fuerzas que se benefician con la injusticia, la confusión y la corrupción, para proponer cursos de acción institucional y revertir el estado de impunidad en el que ha quedado el atentado de 1994.
En esta línea, apoyamos el proyecto de ley presentado por APEMIA, una de las entidades que agrupa a familiares de las víctimas del atentado, presentado ante el Congreso Nacional en junio de 2014, que propone la creación de una Comisión Investigadora Independiente, conformada por personalidades de intachable trayectoria, con plenas facultades y garantías para realizar una verdadera investigación integral, con la apertura de todos los archivos y los recursos necesarios para llevar a cabo su tarea.
Dicha propuesta fue presentada como proyecto de ley en el Congreso Nacional por un grupo plural de legisladores. Sin embargo, pese a los avales parlamentarios y las expresiones de apoyo que generó en diferentes sectores de la sociedad civil, el proyecto permanece sin ser tratado, a casi dos años de su presentación, en medio de intensas presiones nacionales e internacionales para no avanzar en esclarecer el crimen ni la eventual participación y responsabilidad del Estado Nacional en el mismo.
La AMIA es una herida abierta en nuestro país, que pone en entredicho nuestro sistema democrático, entendido como proyecto colectivo y horizonte común.
Para que el atentado a la AMIA deje de ser un símbolo de la impunidad, como intelectuales, académicos, artistas y trabajadores de la cultura nos manifestamos en favor de la urgente creación de una Comisión Investigadora Independiente. Exhortamos al gobierno y al Congreso Nacional para que aborden el tratamiento del proyecto de ley. Esperamos que en este propósito coincidan todos los partidos políticos con presencia legislativa y que su aprobación genere un nuevo puente de confianza y credibilidad entre representantes y representados.
Por último, invitamos a adherir en forma individual e institucional a favor de una Comisión Investigadora del atentado a la AMIA como la aquí propuesta y a promover en la sociedad el más amplio debate sobre su necesidad.
Primeras Firmas: Osvaldo Acerbo, Carlos Acuña, Ezequiel Adamosvsky, Julio Aguirre, Pablo Alabarces, Carlos Altamirano, Eduardo Anguita, Carlos Arslanian, Mirta Antonelli, Jonatan Baldiviezo, Anahi Ballent, Martín Bauer, Héctor Bidonde, Fabian Bosoer, Jorge Brega, José Emilio Burucúa, Manuel Callau, Dante Caputo, Alejandro Chethman, Marcelo Cohen, José Luis Coraggio, Roberto Cossa, Mario D´alessandro, Cecilia Deamici, Leonora Djament, Emilio de Ipola, José Luis de Diego, María de Vedia, Carlos Díaz, Diana Dowek, Rafael Filippelli, Lucila Edelman, Alvaro Fernández Bravo, Graciela Fernández Meijide, Alejandro Finzi, Guillermo Folguera, Jorge Fondebrider, Carlos Gabetta, Roberto Gargarella, Florencia Garramuño, Adriana Genta, Adrian Goldin, Adrian Gorelik, Alejandro Katz, Diana Kordon, Darío Lagos, Alicia Lissidini, Daniel Link, Rubén Lo Vuolo, Gabriela Massuh, Luis Moreno Ocampo, Gustavo Noriega, Jose Nun, José Miguel Onaindia, Vicente Palermo, Marcelo Panozzo, Patricia Pintos, Claudia Piñeiro, Marcelo Plana, Hinde Pomeraniec, Paulo Ricci, Daniel Rodríguez, Diego Rojas, Guillermo Rozenwurcel, Roberto Russell, Sylvia Saitta, Ana Sarchione, Beatriz Sarlo, Graciela Speranza, Rafael Spregelburd, Maristella Svampa, Rubén Szuchmacher, Ricardo Talesnik, Horacio Tarcus, Nicolás Tauber Sanz, Miguel Teubal, Jaco Tieffenberg, Ruben Tizziani, Juan G. Toklatian, Hernán Vanoli, Enrique Viale, Patricia Zangaro, Facundo de Zuviría