+54 11 4361-5745

Piedras 730 (1070) Capital
secinstitucional@serpaj.org.ar

Carta al Ministro de Educacion por posible cambio en la curricula en materia ambiental

Buenos Aires, 31 de Mayo del 2017
Sr. Ministro de Educación 
de la Nación
Lic. Esteban Bullrich 
S / D
CC: Consejo Federal de Educación
CC: Concejo Federal de Medio Ambiente

Nos dirigimos a Ud. en nuestro carácter de presidente y Coordinación Nacional respectivamente del Servicio Paz y Justicia (SERPAJ), a fin de de manifestarle nuestra preocupación por lo que se ha publicado en los medios masivos de comunicación, respecto de que las Cámaras empresarias de la actividad minera se han reunido con Ud. y el Ministro de Energía y Minería con la finalidad de avanzar en el cambio de la curricula y manuales escolares, en la materia ambiental vinculada a la actividad minera.
Dicha intención desconocería lo expuesto en el art. 89 de la Ley Nacional de Educación, el que dispone que la educación ambiental tiene como finalidad promover valores, comportamientos y actitudes que sean acordes con un ambiente equilibrado y la protección de la diversidad biológica; que propendan a la preservación de los bienes comunes, a su utilización sostenible y que mejoren la calidad de vida de la población. Además de ello, la mencionada normativa dispone que el Ministerio a su cargo, en acuerdo con el Concejo Federal de Educación dispondrá las medidas necesarias de implementación de la Educación ambiental en todos los niveles y modalidades del sistema educativo. Asimismo, la norma referenciada hace alusión al art. 15 de la Ley General del Ambiente, en la que establece la coordinación entre el Concejo Federal de Educación, que Ud. preside y el Consejo Federal de Medio Ambiente (COFEMA), para la implementación de planes y programas en los sistemas de educación, formal y no formal. 
En esta misma línea, es grave que desde el Ministerio de Educación se pretenda modificar contenidos educativos con una mirada sesgada de la realidad, ya que plantear que las empresas mineras generan “desarrollo económico para el país” es desconocer que esas riquezas que dicen generar, no aportan a los Pueblos más que contaminación, saqueo, destrucción y violación de los derechos humanos de las poblaciones en las que se encuentran los yacimientos mineros a gran escala, además de la intromisión en los territorios de los Pueblos Indígenas, lugar en donde se hallan los minerales que se pretenden extraer.
Por lo tanto, al momento de pensarnos como país, sería bueno preguntarnos ¿qué modelo de desarrollo queremos?, debemos plantearnos que ese desarrollo debe ser para toda la población en su conjunto forma sostenible y sustentable, y no para quienes bajo el discurso del progreso extraen los recursos minerales afectando a nuestra hábitat en común. Por eso le solicitamos se cumpla la normativa mencionada, con anterioridad, y se generen políticas públicas en la materia, vinculada a la preservación del medio ambiente y al respeto de los derechos de los Pueblos, en particular los pueblos Indígenas, que habitan las zonas en donde se encuentran los minerales.

Coordinación Nacional 
 SERPAJ

Adolfo Pérez Esquivel 
Premio Nobel de la Paz